Entradas

Dr. Thomas Vangsness en entrevista con Cells for Cells

El pasado mes de noviembre pasado, el doctor Thomas Vangsness, traumatólogo y profesor titular de la Escuela de Medicina de la University of Southern California, visitó nuestro país con motivo del 54° Congreso Chileno de Ortopedia y Traumatología.

En la oportunidad, en entrevista con Cells for Cells, el Dr. Vangsness se refirió al estado de la terapia celular en Estados Unidos y destacó el trabajo que se está realizando en Chile, específicamente en Cells for Cells, a través de su terapia Cellistem®OA.

Revisa la entrevista completa:

Cellistem® OA presente en el 54° Congreso SCHOT 2018

Entre el 15 y el 17 de noviembre, se realizó en el Centro de Eventos Casa Piedra, la 54ta versión del Congreso Chileno de Traumatología y Ortopedia. El evento contó con la presencia de cientos de médicos especialistas en traumatología y con destacados representantes internacionales de la misma área.

Entre ellos, el doctor Thomas Vangsness, traumatólogo y profesor titular de la Escuela de Medicina de la University of Southern California. Invitado por Cells for Cells y Consorcio Regenero, el miércoles 14 el doctor Vangsness participó en el lanzamiento del Centro de Terapia Celular de la Clínica Universidad de los Andes y en el Workshop “Terapia Celular en Traumatología y Ortopedia”organizado por la misma institución y con el patrocinio de Cells for Cells, dirigido a más de 50 médicos referentes de la traumatología y a otros profesionales de la salud.

En tanto que, durante el Congreso de la Sociedad Chilena de Ortopedia y Traumatología, SCHOT, el doctor Vangsness, especialista en el tratamiento de lesiones de rodilla y reconocido líder en el campo de la medicina deportiva y terapia celular en traumatología presentó “New biological alternatives in the treatment of cartilage lesions (diffuse and focal)” y “Radiofrequency effect on the articular cartilage”.

Presencia de Cellistem® OA

Al igual que el año pasado, Cells for Cells participó promoviendo Cellistem® OA, terapia celular alogénica, basada en células mesenquimales (MSCs) derivadas del cordón umbilical para el tratamiento de la artrosis.

Justamente, para presentar la experiencia obtenida en pacientes tratados con Cellistem® OA, el doctor Jorge Matas, especialista en Traumatología y Ortopedia de la Clínica de la Universidad de los Andes y profesor de la misma casa de estudios, presentó una evaluación de los dos primeros años de aplicación de la terapia. En el bloque de Rodilla y Traumatología Deportiva, el doctor Matas señaló que el tratamiento de la artrosis de rodilla con células mesenquimales expandidas de cordón umbilical logra una mejoría clínica a dos años de seguimiento, estudio realizado en conjunto con el doctor Mario Orrego, actual presidente del congreso SCHOT 2018.

Adicional a la presentación del doctor Matas, un importante número de profesionales tuvo la oportunidad de conocer y profundizar acerca de los beneficios de la terapia celular, en el stand de Cellistem® OA, donde a través de folletos, videos explicativos y la información entregada por el equipo de Cells for Cells, pudieron obtener más detalles de la terapia.

Exitoso Workshop de Terapia Celular en Traumatología y Ortopedia

Más de 50 médicos referentes de la traumatología, reumatología, así como otros profesionales de la salud, se reunieron el pasado miércoles 14 de noviembre en el auditorio de la Clínica Universidad de los Andes, para participar en el 1er Workshop de Terapia Celular en Traumatología y Ortopedia. El evento contó con la presencia internacional del Dr. C. Thomas Vangsness, traumatólogo y profesor titular de la Escuela de Medicina de la University of Southern California.

En la oportunidad, el doctor Marcelo Somarriva se refirió a la importancia del desarrollo e investigación de la Terapia Celular en Traumatología y destacó la participación de la Clínica Universidad de los Andes en la creación del primer Centro de Terapia Celular del país.

Posteriormente, el traumatólogo Dr. Alejandro Orizola presentó una introducción de la terapia celular en traumatología y dio paso al Dr. José Matas quien expuso el estudio clínico de Fases I/II realizado con Cellistem®OA, terapia celular alogénica para el tratamiento de la artrosis de rodilla, sus resultados y significancia.

Luego, el Dr. Francisco Espinoza, reumatólogo y director médico de Cells for Cells, presentó el programa de desarrollo clínico de Cellistem® OA con el objetivo de expandir el uso clínico de la terapia y lograr su validación multicéntrica internacional.

El Workshop, organizado por el Servicio de Ortopedia y Traumatología de la Clínica Universidad de los Andes y patrocinado por la Sociedad Chilena de Ortopedia y Traumatología (SCHOT) y Cells for Cells, también tuvo espacio para la presentación de casos clínicos y experiencia con Cellistem®OA en lesiones osteocondrales de tobillo a cargo del Dr. Giovanni Carcuro y en necrosis avascular de cadera, a cargo del Dr. Matías Salineros.

Especializado en el tratamiento de lesiones de rodilla y reconocido líder en el campo de la medicina deportiva, el Dr. Vangsness presentó el rol actual de la terapia celular en la medicina osteoarticular, afirmando que “la artrosis es una enfermedad de alta prevalencia, con más de 60 millones de pacientes solo en EE.UU. Existen muchas aplicaciones en el mundo de terapias para la artrosis que no cuentan con evidencia clínica y que se utilizan indiscriminadamente en pacientes. Lo que se ha desarrollado en Chile es una terapia celular de alto estándar, basada en evidencia clínica, que puede ser aplicada en pacientes con artrosis que no tienen alternativas terapéuticas (…) Ustedes deben estar muy orgullosos de lo que se está haciendo en esta Universidad”.

Para el Dr. Orizola, en tanto, la convocatoria alcanzada fue “interesante, porque reunió a especialistas de distintas clínicas y hospitales del país, con mucho interés en este tipo de tratamiento y un alto nivel de participación. Por lo demás, el invitado internacional era de un nivel académico muy importante y que ofreció una charla bastante contemporánea en relación a las terapias biológicas”.

Clínica Universidad de los Andes y Cells for Cells lanzan el primer Centro de Terapia Celular del país

Este proyecto cuenta con médicos especialistas, el laboratorio de células madre más moderno de Latinoamérica y la única terapia celular clínicamente probada para tratar la artrosis de rodilla.

El miércoles 14 de noviembre fue inaugurado el Centro de Terapia Celular de Clínica Universidad de los Andes. Este proyecto se logró gracias al trabajo conjunto entre esta Institución y Cells for Cells, la mayor empresa biotecnológica chilena, dedicada a la investigación, desarrollo y comercialización de terapias celulares innovadoras.

El evento contó con la presencia del director general de Clínica Universidad de los Andes, señor Jorge Laso, de su Directora Médica, Dra. Francisca Ugarte; autoridades de la Universidad de los Andes; miembros del Directorio de la Clínica Universidad de los Andes; de directores de Cells for Cells; y del Dr. Thomas Vangsness, traumatólogo y especialista en medicina deportiva y terapia celular de la University of Southern California.

Para el director general de la Clínica, Jorge Laso, la relevancia de esta iniciativa radica en que “para que más personas puedan acceder a tratamientos con terapia celular en un lugar que ofrezca seriedad y confianza, hoy abre sus puertas este Centro, que cumplirá con los más altos estándares de rigurosidad científica, tecnológica y de calidad internacional”.

El Centro de Terapia Celular de Clínica Universidad de los Andes cuenta con médicos especialistas debidamente certificados, el laboratorio de células madre más moderno de Latinoamérica y la única terapia celular clínicamente probada para el tratamiento de la artrosis de rodilla, cuyo uso se ha ido extendiendo a la patología de cadera, tobillo y mano.

“Este es el resultado de varios años de trabajo e investigación seria en terapias avanzadas. Estamos orgullosos del trabajo realizado con la Clínica y sus doctores, el que ha posibilitado la realización de estudios clínicos que son un aporte a nivel mundial. La investigación básica que emana de Cells for Cells nos ha posicionado en un importante nivel de liderazgo en Latinoamérica, pero la llegada de las terapias hasta los pacientes era todavía una deuda pendiente”, afirmó el doctor Fernando Figueroa, Director del Programa de Terapia Celular de la Universidad de los Andes, Cofundador de Cells for Cells y reumatólogo de Clínica Universidad de los Andes.

El especialista agrega que “con la visión de la Clínica y la dedicación de muchos de sus médicos, este objetivo se ha hecho realidad. A la fecha, ya hay dos ensayos clínicos controlados en la literatura internacional, y un número de pacientes que se han beneficiado de tratamientos, que son posibles en pocos lugares del mundo, con estos estándares de calidad”.

El Dr. Thomas Vangsness señaló que “la artrosis es una enfermedad de alta prevalencia, con más de 60 millones de pacientes solo en EE.UU. Existen muchas aplicaciones en el mundo de terapias para la artrosis que no cuentan con evidencia clínica y que se utilizan indiscriminadamente en pacientes. Lo que se ha desarrollado en Chile es una terapia celular de alto estándar, basada en evidencia clínica, que puede ser aplicada en pacientes con artrosis que no tienen alternativas terapéuticas”.

La terapia Cellistem®OA ha sido probada con éxito en más de 100 pacientes, logrando disminuir el dolor en un 80% y mejorando sustancialmente la función articular, en comparación con la terapia tradicional con ácido hialurónico. Estos resultados están avalados por el primer estudio latinoamericano de Fases I/II, realizado íntegramente en la Clínica Universidad de los Andes por el equipo de Traumatología y Reumatología.

María Elena Marín: “Cuando pude bajar los escalones de mi casa y caminar rápido, para mí fue un milagro”

Cuando camina, no se ven rastros de haber tenido algún problema en sus rodillas. Sin embargo, María Elena Marín (52) llegó a usar muletas producto del intenso dolor provocado por una artrosis patelofemoral grado dos en la rodilla derecha y grado uno en la izquierda.

Durante mucho tiempo, María Elena practicó Aikido y debido a la intensidad del dolor, tuvo que dejar de practicar este deporte. Comenzó con mucho dolor y con procesos inflamatorios demasiado seguidos en su rodilla derecha lo que producía mucha presión y, con ello, menos posibilidades de mover la articulación. “Después empecé a tener problemas para bajar las escaleras y por supuesto que al hacer artes marciales y de a poco empecé a perder la movilidad. Hubo un tiempo que estaba casi inválida, tanto así, que al final no podía circular sin muletas ni por mi propia casa”, sostiene.

Al comienzo, los doctores trataron a María Elena con tratamientos convencionales como infiltraciones de corticoides y ácido hialurónico, lo que logró calmar sus dolores y disminuir la rigidez por periodos cortos de tiempo. Sin embargo, los procesos inflamatorios comenzaron a ser cada vez más frecuentes y severos.

En esas circunstancias le recomendaron visitar al doctor José Matas, traumatólogo de la Clínica de la Universidad de los Andes. “Antes de llegar a él, fui a ver a varios traumatólogos y José Matas fue el que me dio más confianza y el primero que me habló del tratamiento con células madre. Además, lo probó (el tratamiento) en él mismo y me mostró los resultados”.

“Primero me puse en una rodilla y tuve excelentes resultados y a los dos meses sentí el efecto. Fue increíble y, lo más importante, fue que no se me inflamó más, que era lo que más me afectaba”. No tuvo más problemas con la pierna derecha, sin embargo, comenzó a fallar la izquierda dado que pasó mucho tiempo recargándola. “Entonces yo misma pedí ponerme células, aunque la artrosis no estaba tan avanzada… Y fue increíble, sentí lo mismo. A pesar de que yo no la tenía dañada, la desinflamación fue rapidísima”.

“Cuando pude bajar los escalones de mi casa y caminar rápido, para mí fue un milagro porque pasé entre un año y un año y medio sin movilidad. Ahora tengo una vida normal, camino, practico Aikido en menor nivel, puedo trotar, he caminado 15 km diarios y nunca más se me inflamó la rodilla. El cambio de un mes a otro, fue notorio y a los dos meses, no sentí más mi rodilla. Estoy feliz”.

Doctor Alejandro Orizola: La experiencia de mis pacientes ha sido bastante gratificante

Traumatólogo de la Clínica de la Universidad de los Andes y experto en dolencias deportivas, el doctor Alejandro Orizola llegó a la terapia celular en la búsqueda de caminos para poder darle alguna solución a los pacientes jóvenes, de mediana edad y adultos mayores con daño de cartílago de cualquier tipo, artrosis y lesiones traumáticas deportivas, entre otras.

Es uno de los traumatólogos que más ha trabajado con deportistas en el país. Durante su larga trayectoria, se ha desempeñado en el Comité Olímpico, en el equipo de Copa Davis, en la selección chilena de fútbol y en el club Universidad de Chile.

El doctor Orizola afirma que hasta hace poco tiempo atrás, la tecnología no tenía mucho que ofrecer a esos pacientes. “Con la aparición de las células madre se nos abrió, y se nos está abriendo, un camino biológicamente nuevo, un camino que además de presentar ciertas características de alivio de inflamación y de dolor, podría tener un camino de recuperación, especialmente de volumen de masa celular”, sostiene.

La terapia celular es un camino nuevo, un camino al que le queda todavía bastante por recorrer. Es un sistema que con el tiempo y con la masificación, se ha hecho más accesible a los pacientes. “Creo que la terapia celular es una aplicación que recién está empezando en el mundo, que no solamente tiene que ver con la artrosis, sino también con muchos otros procesos biológicos, en los que creo que estamos recién en la punta del iceberg, descubriendo todas las potencialidades que esta terapia nos puede dar a futuro”.

Respecto a la evolución que han tenido los pacientes tratados con Cellistem®OA, el traumatólogo afirma que “la experiencia de mis pacientes ha sido bastante gratificante. Eso se mide básicamente en términos de la calidad de vida que uno les ofrece. Diría que sobre el 90% de ellos está muy contento con los resultados sintomáticos obtenidos, y la mejor prueba de eso es que ellos mismos vuelven cada cierto tiempo para continuar con el plan de tratamiento, y hacer la terapia cuando les corresponde. Eso significa que ellos sienten que efectivamente hay un cierto grado de mejoría”.

A su juicio, el aumento en el uso de este tipo de terapias se va a ir dando solo, en la medida que comiencen a aparecer más publicaciones científicas que demuestren las bondades sintomáticas y biológicas de las terapias. “Creo que falta un poco, cosa que ha ido ocurriendo en este último tiempo, que los precios sean un poco más asequibles, que las compañías de seguros la acepten como terapia y puedan reembolsar. Pero no me cabe duda que esto es una terapia del futuro. Esto llegó para quedarse y recién nos está mostrando algunas de las cosas que puede hacer. Yo la recomendaría absolutamente”.

Sebastián Von Unger, traumatólogo: “La terapia ha tenido muy buenos resultados”

Es médico cirujano de la Universidad de los Andes y traumatólogo de la clínica de la misma casa de estudios. Sebastián Von Unger, especialista en Cirugía de Mano (Estados Unidos), tuvo su primer acercamiento a Cells for Cells y a la terapia Cellistem® a través de la divulgación del trabajo en rodilla que estaban haciendo los traumatólogos de la misma clínica, José Matas y Mario Orrego. En forma paralela, se acercaron los doctores Francisco Espinoza, director médico de Cells for Cells, y Fernando Figueroa, director del programa de Terapia Celular de la Universidad de los Andes, para contarle acerca de la terapia y los avances obtenidos.

Su experiencia con terapias celulares

Dado que el ensayo clínico realizado por Cells for Cells entre los años 2015 y 2017 se focalizó en la eficacia y seguridad de Cellistem®OA como tratamiento de la osteoartritis sintomática de rodilla, el doctor Von Unger es cuidadoso al referirse al uso de la terapia para extremidades superiores. “En algo donde no hay nada publicado, como es la extremidad superior, cuesta tomar la decisión, razón por la que los pacientes que he tratado ya venían con estudios previos y ya habían evaluado esta posibilidad”.

El doctor señaló que se trataba de casos en los que las alternativas de tratamiento eran quirúrgicas. Por lo tanto, Cellistem®OA se presentó como una alternativa previa a un procedimiento más definitivo y con riesgos propios inherentes a cualquier cirugía. De hecho, los mismos pacientes plantearon la posibilidad de hacer el intento con el uso de células mesenquimales o mesenquimáticas.

La decisión se apoyó, además, en los buenos resultados que obtuvo el estudio en rodilla, donde se demostró que era una técnica reproducible. “La verdad es que me entusiasmé con la posibilidad de probar con estos pacientes el uso de células mesenquimáticas y la respuesta en ellos ha sido espectacular”, afirma.

Una de las pacientes tenía una artrosis trapecio metacarpiana cuyo tratamiento, que finalizaba con la cirugía, estaba muy bien definido en la literatura. Sin embargo, ella ya había ocupado células mesenquimáticas en otro tipo de terapias y tenía una idea muy clara de lo que se podía esperar del tratamiento, así como sus riesgos y beneficios. “Decidimos intentarlo y la verdad es que la respuesta fue excelente”, sostiene Von Unger.

“En el primer control, luego de tres semanas de la aplicación, la paciente estaba muy conforme. Luego, en el seguimiento a más largo plazo, a los 2 meses y medio, se había mantenido una muy buena respuesta con disminución importante del dolor y un muy buen resultado. Hasta el momento y dada su buena evolución, no hemos pensado en la cirugía. Se le ha calmado el dolor, está con menos molestias, haciendo una vida normal y tampoco hemos tenido complicaciones con la infiltración”.

Otro paciente, el esgrimista chileno Rubén Silva, necesitaba mantener función y nivel deportivo por un período acotado de tiempo. Él ya había recibido infiltraciones con corticoides y “la verdad es que el sobreuso de corticoides en una articulación tiende a producir más daño cartilaginoso articular, así que no era una muy buena opción infiltrar de manera constante” afirma Von Unger. Por lo tanto, Rubén Silva, que también es médico, había analizado la posibilidad de un tratamiento con células mesenquimales. Conociendo la seriedad del trabajo de Cells for Cells, fue a consultar directamente a la Clínica de la Universidad de los Andes y, después de revisar sus exámenes y estudios previos, al doctor Von Unger le pareció razonable hacer un intento con infiltración con células mesenquimáticas, obteniendo también muy buenos resultados.

El campeón sudamericano de esgrima pudo mantener su actividad deportiva y su nivel de entrenamiento con buenos resultados desde el punto de vista funcional como deportivo, “tanto así que basado en los estudios que habían hecho en rodilla, que recomendaban una segunda infiltración alrededor de los 6 a 9 meses, Rubén me solicitó una segunda infiltración. Lo conversamos y dado el resultado, lo hicimos.”

Hoy, y considerando los buenos resultados obtenidos, el doctor está abierto a ofrecer el tratamiento y a comentarlo con otros especialistas. “Pero dado que estamos en un terreno que todavía es inexplorado, hay que ser cauto con las indicaciones, seleccionar muy bien a los pacientes e informar adecuadamente, de manera de tener claras las expectativas de lo que se puede lograr con este tipo de tratamiento”, finaliza.

Exitosa internacionalización de Cells for Cells

Hace algunos meses, y dentro de los planes de crecimiento de Cells for Cells, comenzó la expansión internacional de nuestras terapias. Es así como a través de un convenio con Perú, se comenzó la aplicación de Cellistem®OA en seis pacientes del vecino país con diversas patologías de rodilla.

“He sufrido desde hace aproximadamente 2 años una molestia en la rodilla derecha. Tengo el diagnóstico de condromalacia grado 3 debido a varios deportes de contacto que practiqué hace muchos años y, hace unas semanas me aplicaron Cellistem®OA. Mi proceso de recuperación ha sido bastante bueno, me siento mucho mejor, puedo caminar sin problemas, no siento dolores y estoy a la espera de la segunda aplicación para tener los resultados óptimos”, señala uno de los pacientes.

A la fecha y luego de un mes de la aplicación, los resultados han sido exitosos. Los pacientes tratados han evolucionado satisfactoriamente, y tres de ellos han tenido una mejora notable de la función articular con desaparición completa del dolor, en tanto que los otros tres están evolucionando de manera favorable.

“Tengo 28 años y he tenido molestas en la rodilla izquierda que se han ido incrementando con los años debido al deporte que practicaba. Me diagnosticaron condromalacia rotuliana grado 4 y hace un poco más de un mes me aplicaron Cellistem. He ido mejorando, ya no tengo las molestias constantes que tenía antes de la aplicación y siento que ha funcionado”, afirma otra de las pacientes tratadas.

Los resultados de estas aplicaciones se darán a conocer en el First International Cell Therpay Summit, que se realizará en Lima, Perú, en abril próximo.

José Matas presentó terapia Cellistem®OA en programa de Radio Agricultura

En conversación con Carmen Ibáñez, el traumatólogo de la Clínica de la Universidad de Los Andes, José Matas, destacó los beneficios de Cellistem®OA. Además se refirió a las principales causas, síntomas y prevalencia de la artrosis en nuestro país.

Revisa el podcast de la entrevista

Cellistem®OA

Con el objetivo de encontrar una nueva opción terapéutica para la artrosis, Cells for Cells desarrolló Cellistem®OA, una terapia celular alogénica que permite disminuir el dolor en un 80% y mejorar sustancialmente la función articular.