El futuro de los bancos de células madre

Una serie de elementos, como la creciente prevalencia de enfermedades crónicas, el avance en la aplicación terapéutica, las necesidades médicas no satisfechas y la creciente competencia entre los agentes del mercado, son algunos de los factores que deberían promover el crecimiento del mercado global de servicios de almacenamiento de sangre de cordón. Sin embargo, en los últimos años el negocio asociado al almacenamiento privado de células de sangre y tejido de cordón umbilical, así como de otras fuentes se ha estancado según indican diversos participantes del sector. La baja probabilidad de que las células almacenadas sean útiles en el futuro para quienes las hayan almacenado (la probabilidad de uso autólogo para trasplantes de células hematopoyéticas es de 2:10.000, aproximadamente), la proliferación de entidades que promueven tratamientos celulares no comprobados, y la falta de estándares sanitarios claros y correctamente fiscalizados, son factores que están repercutiendo negativamente en este sector.

A pesar de lo anterior, los avances en terapia celular y en particular la aparición de la tecnología CAR T-cells, junto con la creciente conciencia pública acerca de las terapias con células madre y la creación de acuerdos dentro de la industria (que incluye fusiones y adquisiciones) son algunas de las oportunidades que se vislumbran tanto para el mercado de la terapia celular como para el almacenamiento público y privado.

En el año 2015 el fondo de inversión norteamericano ACON Investments adquirió los dos bancos de células mas grandes de México, y acto seguido durante 2016 hizo lo propio en Colombia, constituyéndose como el banco de almacenamiento de células más grande de Latinoamérica, que ha continuado su expansión hacia Perú. Siguiendo con esta tendencia, la norteamericana Cord Blood Registry® (CBR®) y la empresa china Global Cord Blood Corporation (GCBC) se han convertido en los key players de las mayores economías del mundo en esta industria. América del Norte representa el mercado más grande, debido a sus políticas gubernamentales favorables y al gran número de consumidores que optaron por la terapia con células madre. Por otra parte, los ingresos disponibles y el apoyo del gobierno al almacenamiento de sangre del cordón están favoreciendo que la región del Pacífico de Asia sea testigo del mayor crecimiento.

La tendencia indica que las fusiones y adquisiciones están dirigidas a formar bancos más grandes para atenuar los costos de almacenamiento y recolección, y para unirse en la búsqueda de aplicaciones clínicas de células mesenquimales para el tratamiento de enfermedades.

En cualquier escenario, se espera que la colaboración estratégica de los principales actores en el mercado de la terapia celular afecte positivamente el crecimiento de la industria.