Cells for Cells presentó estudios clínicos de Cellistem® en Panamá

El 14 y 15 de noviembre pasado, se realizó en la Ciudad del Saber, Panamá, el III Simposio Internacional de Bioinformática, Biociencias y Bioingeniería (B3). En el evento, organizado por los investigadores Dr. Javier Sánchez-Galán de la Universidad Tecnológica de Panamá, Dr. Rolando A. Gittens de INDICASAT AIP, Dr. Allan Orozco de la Universidad de Costa Rica y el apoyo logístico de la Fundación Ciudad del Saber, participó Maroun Khoury, director científico de Cells for Cells y Consorcio Regenero y Vice-Presidente Regional del ISCT.

El objetivo de esta tercera versión del Simposio fue fomentar la incursión de Panamá en el área de las ciencias interdisciplinarias que están revolucionando el campo de la medicina. Con el enfoque “Ciencia para la Innovación Médica”, se buscó exponer a investigadores, médicos locales y regionales, a nuevas técnicas interdisciplinarias como la genómica y la medicina regenerativa. El Simposio B3 está creando un espacio educativo y de investigación que sirva para impulsar un ambiente innovador en Panamá, Centro América y el Caribe.

El congreso contó con la participación de científicos locales e internacionales, entre ellos el Dr. Maroun Khoury. El científico presentó los ensayos clínicos finalizados de Cellistem®, terapia celular alogénica desarrollada por Cells for Cells para tratar la Insuficiencia Cardíaca y la Osteoartritis, además de algunos datos preclínicos utilizando exosomas, un estudio patrocinado por el Consorcio Regenero.

Khoury, único panelista de Latinoamérica, presentó como caso de éxito los avances que se han registrado en la región, citando el primer ensayo clínico de terapia celular con resultados positivos para el tratamiento de la Insuficiencia Cardíaca, publicado en la prestigiosa revista científica Circulation Research Journal de la American Heart Association (AHA).

El científico destacó el interés de los asistentes por conocer una terapia que ya se está realizando completamente en Chile bajo estrictos procedimientos GMP. “El mensaje que quise transmitir es que, si Chile lo hizo, ¿por qué no Panamá? Es hora de que nuestra región abrace el camino para probar la terapia no probada, en línea con la misión global de la ISCT”, dijo.

“Allá están en la construcción de un centro; el laboratorio de Rolando también obtuvo financiamiento de Estados Unidos para temas de terapias regenerativa… Entonces sí hay motivación y lo que necesitan es una política pública que pueda apoyar este tipo de investigación en su país”.

Además de representar a la International Society for Cellular Therapy, ISCT, donde la idea era tener una reunión regional, en la que pudieran contar con la participación de diferentes países como Costa Rica y Panamá, Maroun Khoury propuso que “si bien la colaboración internacional con los países desarrollados es de gran interés, también es de gran valor fomentar la cooperación regional, que incluye programas científicos y de intercambio estudiantil, así como la transferencia tecnológica”.

“No tenía mucha información de lo que estaba pasando en Panamá y ahora entiendo que hay científicos altamente motivados que están dispuestos a superar tanto los desafíos regionales, como la falta de marcos normativos claros para establecer una investigación seria basada en la ciencia. El papel del ISCT es ayudar y educar a través de las actividades regionales que están planificadas para el próximo año. Este esfuerzo sólo puede ser fructífero con las políticas adecuadas y el apoyo financiero sustancial de las autoridades locales”, dijo.