Cells for Cells y Consorcio Regenero fueron las únicas empresas latinoamericanas en Medicina Regenerativa en la Convención BIO2019

Entre el 3 y el 6 de junio se realizó en Filadelfia, Estados Unidos, la convención internacional BIO 2019, desarrollada por la Organización de Innovación Biotecnológica (BIO, por sus siglas en inglés), con presencia de más de 7.000 empresas y cerca de 20.000 asistentes, incluyendo las principales empresas productivas del rubro, centros de biotecnología y organizaciones relacionadas de más de 60 países.

La Convención Internacional BIO es el evento mundial más importante para la industria de la biotecnología. Cientos de empresas e instituciones internacionales de primer nivel (compañías privadas, centros de investigación, universidades, hospitales, fundaciones, asociaciones de enfermos, instituciones financieras, clústeres, organizaciones filantrópicas, agencias gubernamentales, etc.) participan en este evento, atraídos por el enorme potencial de la industria.

Al evento, en el que anualmente se tratan temas directamente vinculados a la biotecnología -desde terapia celular hasta biocombustibles- asistió Roberto Bobadilla, gerente general de Cells for Cells y Consorcio Regenero, únicas empresas latinoamericanas del área de la Medicina Regenerativa seleccionadas para presentar.
Para Roberto Bobadilla, este hecho reconoce la trayectoria y el trabajo serio que hemos estado realizando, como referente y líder en la región. Para el ejecutivo, la presentación permitió mostrar en portafolio biotecnológico de Cells for Cells y Consorcio Regenero, así como los avances de sus estudios clínicos, principalmente en Osteoartritis, con el objetivo de visibilizar la empresa y sus productos en biomedicina, de contar lo que se está haciendo en Latinoamérica en Terapia Celular, y con el fin de buscar un socio estratégico para hacer estudios clínicos en Estados Unidos.

 

 

El representante de Cells for Cells y Consorcio Regenero asistió a reuniones uno a uno con empresas interesadas en co-desarrollar y/u obtener la licencia de algunos de nuestros desarrollos tecnológicos, como Stellium®, Oxium® e Inkure®, una biotinta para impresión 3D.

Una de las áreas más relevantes de BIO 2019 es la salud. En la Convención están presentes las principales empresas biotecnológicas y farmacéuticas del mundo, por lo que se convierte en una muy buena oportunidad para el desarrollo de colaboraciones internacionales y nuevos negocios. De hecho, la versión 2018 de la Convención fue récord Guinness con la mayor cantidad de eventos de partnering internacional.

Las desconocidas cifras de las úlceras cutáneas

Las úlceras cutáneas son lesiones de la piel caracterizadas por presentar una escasa capacidad de cicatrización. Su origen más frecuente son trastornos de la irrigación arterial o venosa, usualmente en las extremidades inferiores, aunque existen otras causas como diabetes o enfermedades inflamatorias. En la actualidad no hay un tratamiento disponible que permita la regeneración cutánea.

Se estima que en Estados Unidos más de 6 millones de personas (2% de la población) están afectadas por úlceras crónicas generando un costo anual sobre US$25 mil millones, con un aumento acelerado de la prevalencia producto de comorbilidades como la obesidad y el envejecimiento de la población. En Chile no existen cifras exactas, pero datos del Ministerio de Salud del año 2000, determinaron una tasa de ulceras crónicas del 10,6 por 1000 (más de 159.000 pacientes). De éstas, el 70% era de tipo venoso (111.000 pacientes) con el 33% activas (37.000 pacientes) y un 66% cicatrizadas (74.000 pacientes). Además, alrededor de un 40% de los portadores de úlceras son laboralmente activos. Las proyecciones demográficas, en tanto, permiten estimar que para el año 2025, al menos 355.000 individuos podrían sufrir de una úlcera cutánea crónica en Chile.

Se pueden identificar úlceras por trastornos circulatorios (venosa, arterial o mixta) o lesiones por presión. En Chile existirían sobre 100.000 casos de úlceras venosas crónicas, y en promedio, 1/3 de ellas no logran la curación con el manejo avanzado de heridas. Según un estudio del MINSAL-INH-Universidad Mayor, el costo promedio anual en Chile del tratamiento es de $2.780.000 por persona, sin contar el ausentismo laboral, hospitalizaciones o complicaciones asociadas.

El tratamiento estándar de úlceras cutáneas está basado en la curación avanzada y la prevención y tratamiento de la infección. Sin embargo, un 30-40% de las lesiones de origen vascular o por presión se convertirán en úlceras crónicas.

En términos terapéuticos, un concepto importante en el cuidado de heridas es la eliminación del tejido dañado y su reemplazo por nuevo tejido. Esto se puede lograr a través de distintos tipos de materiales biocompatibles tales como hidrocoloides, hidrogeles e hidrofibras, entre otros, que buscan constituir matrices capaces de substituir a la piel dañada. Es muy común el uso de una malla de este tipo de materiales, recubierta de colágeno porcino, o bien el uso de aloinjertos, para iniciar el proceso de cicatrización de las úlceras cutáneas. Un ejemplo es Alpigraf, equivalente de piel alogénico hecho a partir de capas de fibroblastos y queratinocitos cultivados en una matriz de colágeno de bovino tipo I, capaz de mejorar en un 70% el flujo sanguíneo en pacientes con pie diabético. Sin embargo, este tipo de tejido artificial tiene un costo de $1000 dólares por un parche de 45 cm2, lo que en muchos casos no es abordable. Otras alternativas como el uso de factores de crecimiento, cámaras hiperbáricas y terapias de presión negativa, son opciones que están siendo evaluadas, pero que presentan alto costo y/o complejidades en su aplicación.

Ante la ausencia de terapias regenerativas de bajo costo que aseguren y aceleren el tiempo de curación de una úlcera crónica, investigadores de Cells for Cells y consorcio REGENERO han planteado el uso de un parche o apósito biológico compuesto por una matriz orgánica simple que sirva de andamiaje para la acción de una terapia celular basada en el uso de una sub-población de células mesenquimales del tejido del cordón umbilical (UC-MSCs).

Debido a sus propiedades regenerativas, su escasa inmunogenicidad, sus efectos inmunomoduladores y su accesible y fácil aislamiento y expansión, las UC-MSCs constituyen una atractiva fuente celular para promover la regeneración tisular en heridas .

 

Día de la Innovación reunió a investigadores y científicos

El pasado jueves 16 de mayo, se celebró en el Aula Magna de Humanidades de la Universidad de Los Andes, el Día de la Innovación. La charla, a la que asistieron académicos, científicos, investigadores y estudiantes, entre otros, estuvo marcada por la presencia del científico y comunicador Gabriel León y el director científico de Cells for Cells, Maroun Khoury.

Para el autor de los libros “La Ciencia Pop”, publicación que acerca el conocimiento científico a los niños, la ciencia es una forma de entender mejor la naturaleza, el universo, de reducir las brechas de las incertezas. No obstante, contrario a lo que algunos piensan, “lo importante no son las respuestas, si no las preguntas”.

Este comunicador de la ciencia se refirió a los estereotipos que existen en torno a los científicos y al desafío que esto genera para lograr motivar y encantar a más jóvenes a seguir esta disciplina, entendiendo y destacando el importante rol que tiene en la sociedad.

“De la ciencia esperamos respuestas, la cura a enfermedades y soluciones”, explicó, haciendo alusión a la importancia de promover el vínculo entre ciencia e innovación, ambos elementos centrales del desarrollo de la sociedad.

¿Cómo lograrlo? Fomentando el trabajo en equipo, conociendo los problemas y necesidades que tiene la sociedad, entendiendo a la ciencia como un vehículo, y a la innovación como la oportunidad de entregar soluciones. Estos fueron algunos de los consejos que entregó el doctor León, reforzando el objetivo que es lograr que “una idea que nace en el mundo científico pueda insertarse en la sociedad de forma exitosa”.

Ejemplos concretos de ideas, proyectos, estudios y trabajos en medicina avanzada que se han transferido con éxito a la sociedad, entregó en esta misma charla Maroun Khoury, director científico de Cells for Cells y Consorcio Regenero.

Para el doctor Khoury, la idea no es suficiente, “la investigación se debe sociabilizar”. En Latinoamérica, Chile está en tercer lugar en número de publicaciones. La lista la encabeza Brasil con más de mil. El científico también coincidió con el doctor León en que es importante estar atento a las necesidades que son muy distintas en cada país, y mostró algunos importantes avances que han realizado en medicina de regenerativa y cómo, con un mismo producto, pueden dar respuestas a diferentes problemas. No obstante, aún hay mucho por hacer. No es solo generar producción científica -explica- se necesita de un ecosistema de innovación, que promueva la inversión y regulación.

Bioimpresión 3D: El futuro de la donación de órganos que se está desarrollando en Chile y el mundo

Recientemente, investigadores israelíes lograron imprimir un corazón en 3D usando las mismas células de un paciente. El proceso de impresión involucró una biopsia del tejido graso que rodea los órganos abdominales. Luego, los investigadores aislaron las células contenidas en la matriz del tejido, separándolas de la matriz extracelular, biomaterial que también se conservó para la generación de una biotinta personalizada. Posteriormente, las células fueron reprogramadas para convertirlas en células pluripotenciales con la capacidad de diferenciarse en células cardíacas.

Las células y el hidrogel se utilizaron por primera vez para crear parches cardíacos con estructuras que asemejaban los vasos sanguíneos y, a partir de eso, todo un corazón. Si bien este trabajo no derivó en un órgano funcional, constituyó un importante avance en el área.

A este importante avance, se sumó el mes pasado el de un equipo de investigadores de Estados Unidos que logró imprimir una red multivascular que imita la estructura microvascular de los alvéolos pulmonares. Es decir, que el modelo funciona como una parte de un pulmón humano: a su alrededor tiene una red de vasos sanguíneos interconectados de tal manera que simulan los circuitos naturales de sangre, aire, oxígeno y otros fluidos del cuerpo.

La estructura está hecha de células humanas y una solución líquida que conforma un hidrogel y fue creada a través de un sistema de bioimpresión que el mismo grupo de científicos desarrolló, en el que las capas se imprimen con tamaños de 10 a 50 micrones a partir de esta solución líquida y se convierten en un hidrogel sólido cuando se exponen a la luz azul. De esta manera, el sistema puede producir hidrogeles suaves y resistentes, con una intrincada arquitectura interna en cuestión de minutos.

Los desarrollos en ingeniería de tejidos también están siendo abordados en Chile, donde Cells for Cells, empresa biotecnológica líder en medicina regenerativa, en conjunto con la Universidad de los Andes, ha desarrollado Inkure®, una biotinta a partir de gelatina de salmón, cuyas propiedades permiten su uso en impresoras 3D de alta resolución en base a sistemas de extrusión o formación de micro-gotas, y que permite la bioimpresión 3D a temperatura ambiente sin riesgo de bloqueo o mal funcionamiento de los sistemas. Esto es muy diferente de otras fuentes de gelatina como bovino y porcino, que presentan mayor viscosidad y gelificación espontanea, impidiendo su uso en este tipo sistemas. Se trata de un proceso en que se extrae la gelatina de la piel del salmón y se modifica para que sea compatible con las células y los sistemas de impresión 3D. De esta forma es posible utilizarlo como material de bioimpresión para la fabricación de tejidos en impresoras 3D.

Las ventajas técnicas de una fuente de gelatina adaptada al frío para uso en biofabricación sobre una fuente de gelatina adaptada al calor se revelaron al comparar sus características estructurales y moleculares. Los científicos de Cells for Cells demostraron además que los hidrogeles o matrices basados en gelatina de salmón tienen una mayor flexibilidad molecular en comparación con los hidrogeles basados en gelatina de bovino, lo que presenta una ventaja importante para ajustar la tasa de remodelación de la matriz extracelular una vez implantado. Esta podría ser una característica adicional clave para una mejor integración y regeneración de tejidos mediante matrices en base a este biomaterial. Los resultados mostrados, revelan la importancia de considerar una gelatina de salmón como un biomaterial nuevo y biológicamente tolerable al diseñar hidrogeles para nuevas aplicaciones en el campo de la medicina regenerativa.

Aunque los órganos humanos son estructuras muy complejas, la ciencia está trabajando para replicarlos artificialmente a través de la bioimpresión 3D, una acción impulsada por la necesidad de donantes en el mundo y que en Chile está siendo liderada por Cells for Cells.

Publicamos nuestra Memoria 2019 – 2020

Cells for Cells ha logrado posicionarse como una empresa referente a nivel latinoamericano en medicina regenerativa y específicamente en la investigación, desarrollo y comercialización de terapias celulares innovadoras que buscan mejorar la salud y con ello la calidad de vida de las personas. Los resultados obtenidos -y que se ven reflejados en este documento- han sido fruto del esfuerzo y dedicación de un grupo multidisciplinario de profesionales de primer nivel, de inversionistas con visión de futuro, y del involucramiento de instituciones de excelencia.

Ver libro digital

Terapia celular podría complementar tratamiento para Lupus

El Lupus Eritematoso Sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune crónica que afecta mayormente a mujeres jóvenes, con compromiso multiorgánico, variable en su presentación clínica y marcado por remisiones y exacerbaciones, cuyas manifestaciones más graves, como la enfermedad renal o neurológica, son potencialmente mortales.

La elección del tratamiento depende del grado de actividad y severidad de la enfermedad, y a menudo conlleva un alto costo económico y variados efectos adversos, particularmente en la nefropatía o nefritis lúpica, que es la más frecuente de las manifestaciones graves de la enfermedad. En estos casos, raras veces se alcanza una remisión clínica completa, en contraste con la severidad y alta frecuencia de los efectos adversos. Por ello, la búsqueda de tratamientos más eficaces y seguros, especialmente para la enfermedad renal grave, se ha convertido en una prioridad en esta área de la medicina, en la que no se han aprobado nuevas terapias después de décadas de investigación y ensayos clínicos.

En Chile existen alrededor de 15 mil personas con LES, con una prevalencia de la enfermedad de 80 casos por cada 100.000 habitantes y cada año aparecen aproximadamente 700 nuevos casos. Se estima que, en promedio, el gasto anual por paciente de Lupus en Chile es cercano a $6 millones. El LES ha sido definido como una patología prioritaria dentro de las políticas sanitarias de nuestro país y por ello forma parte de la lista de enfermedades AUGE-GES.

Dentro de las garantías de salud explicitadas en Chile para pacientes con una enfermedad grave y refractaria a terapia inmunosupresora, está disponible el uso de la terapia biológica anti-linfocitos, cuyo costo asciende a los US$ 9.000 por cada dosis. Así, los costos que en 2013 se estimaban en alrededor de US$ 12.463 anuales, podrían subir hasta los US$ 20 mil por año al término de esta década, sugiriendo que se requerirán nuevos enfoques terapéuticos para enfrentar esta enfermedad.

En este sentido, la investigación de vanguardia realizada por médicos y científicos de Cells for Cells y Consorcio Regenero en la Universidad de los Andes, ha demostrado que las células mesenquimales del estroma derivadas del cordón umbilical (UC-MSCs), tienen un potente efecto inmunosupresor y regenerador de tejidos. Por ello, se ha iniciado recientemente un estudio clínico controlado, involucrando una red de hospitales públicos y privados de Chile, con el objetivo de definir la dosis más adecuada, y posteriormente cuantificar el efecto clínico de esta innovadora terapia celular, en pacientes con enfermedad renal grave.

Para el doctor Fernando Figueroa, Director de la Unidad de Reumatología de la Universidad de los Andes y de su Programa de Terapia Celular, la importancia de esta investigación radica en que permitiría confirmar con un estudio de alta calidad técnica el rol de esta terapia, destinada a usarse en concomitancia con los tratamientos actuales y sin riesgos aparentes. Uno de sus aspectos de mayor interés es la posibilidad de aplicarlo incluso en situaciones que usualmente contraindican el uso de inmunosupresores, como ocurre con las infecciones que a menudo afectan a los pacientes con LES grave.

Marisel Ibarra es parte de los pacientes que participan en este estudio clínico, tiene 44 años y a los 18 fue diagnosticada con Lupus Eritematoso Sistémico con compromiso renal, articular, cutáneo y del sistema nervioso central. Confirma que el valor del tratamiento es muy caro y, además, considera que algunos medicamentos -como el corticoides- son muy fuertes y con algunos efectos secundarios. “Este tratamiento me da esperanza, he escuchado mucho hablar de las células madre, y, si funciona, sería como nacer de nuevo”. Ahora Marisel deberá controlarse a los 15 días, luego a los 45 y a los 90 para ver la evolución del tratamiento.

Clínica Universidad de los Andes realiza estudio clínico en traumatología con un nuevo producto celular desarrollado por Cells for Cells y Consorcio REGENERO

En deportistas, la lesión de cartílago en el tobillo es muy frecuente y suele tratarse con cirugía, la que tiene una tasa de éxito de 85% a nivel mundial. Pero en un 15%, esta técnica no es efectiva debido a que no todas las personas evolucionan de forma satisfactoria.

Con el fin de aumentar esta tasa de éxito, traumatólogos de tobillo y pie de Clínica Universidad de los Andes, están realizando un estudio clínico que se enfoca en aplicar durante la cirugía un nuevo producto celular desarrollado por investigadores de Cells for Cells y Consorcio REGENERO. Este nuevo producto celular involucra el uso de células capaces de formar nuevo cartílago, las que están encapsuladas en una matriz y que en conjunto son compatibles con cualquier paciente, permitiendo mantener las células por más tiempo en el lugar de la lesión. El nombre del estudio es “La efectividad de agregar células alogénicas después del tratamiento tradicional de lesiones osteocondrales del astrágalo”, donde se comparará alternativa innovadora con el tratamiento quirúrgico convencional.

“Esperamos que un mayor porcentaje de personas tenga resultados satisfactorios con esta cirugía y que la calidad del nuevo cartílago sea mejor, más parecido al cartílago nativo”, explica el Dr. Manuel Pellegrini, traumatólogo a cargo del estudio. El especialista agrega que este trabajo es muy importante para una clínica universitaria, donde el desarrollo de la investigación y la docencia son bases fundamentales para la práctica clínica.

Para realizar el estudio, se le hace un seguimiento a 70 pacientes que tienen indicación de cirugía de tobillo, de los cuales solo la mitad recibirá la terapia celular. Estos son elegidos al azar. Pueden participar voluntariamente personas mayores de 16 años que no hayan sido operados anteriormente, que no tengan enfermedades crónicas ni patologías que afecten el tobillo.

El estudio está siendo realizado en conjunto con Cells for Cells, Consorcio REGENERO y el Hospital Clínico de la Universidad de Chile.

Quienes sufran una lesión de cartílago en el tobillo y tengan una indicación de cirugía, pueden solicitar una Reserva de Hora con uno de los especialistas del Centro de Tobillo y Pie en este enlace.

Cells for Cells y Consorcio Regenero participaron en curso para Programas Tecnológicos de CORFO

Con el objetivo de entregar las herramientas teóricas y prácticas que se utilizan en la industria de la gestión y comercialización de tecnologías, el pasado jueves 28 de marzo se realizó el Workshop de “Valoración de Empresas de Base Tecnológica en Etapas Tempranas de Desarrollo”, al que asistió el Gerente General de Cells for Cells y Consorcio Regenero.

Organizado por la Gerencia de Capacidades Tecnológicas de Corfo, el curso reunió a representantes de Consorcios y Programas Tecnológicos de distintas áreas productivas que tienen co-financiamiento de CORFO. El tema fundamental fue la revisión de metodologías de valorización de tecnologías en distintas etapas de desarrollo en el marco del proceso de licenciamiento hacia la industria.

Para la entidad, una de las principales brechas que se han detectado, como parte del diagnóstico del estado actual del Ecosistema Nacional asociado al desarrollo de resultados de I+D, en particular en lo que respecta a sus potenciales implicancias en el proceso de comercialización y transferencia tecnológica, es la necesidad de aumentar las competencias técnicas y prácticas de todos los actores involucrados en la identificación, gestión, desarrollo, valoración y comercialización de portafolios de tecnologías con potencial de transferencia hacia el mercado, tanto local como internacional.

En el workshop se dio la oportunidad de compartir experiencias nacionales e internacionales, sentando las bases teóricas para luego “aprender haciendo”, al aplicar los conceptos en ejercicios prácticos y en el análisis de casos reales, en particular en ambientes cercanos a Consorcios Tecnológicos y Oficinas de Transferencia y Licenciamiento cuyo origen son ambientes universitarios o centros de investigación.

¿Cómo se administra la terapia celular?

El doctor Alejandro Orizola, traumatólogo deportivo, se refiere a las principales causas de la artrosis y a las formas de administración de Cellistem®OA

Cells for Cells presente en seminario sobre avances regulatorios para terapias médicas avanzadas

El pasado martes 12 de marzo se realizó en la Universidad del Desarrollo el “Seminario Gobernanza y Regulación de las Terapias Avanzadas: experiencia argentina y desafíos para Chile”.

En el evento, organizado por el Observatorio de Bioética y Derecho de la misma Universidad que dirige el Dr. Juan Alberto Lecaros, se entregó el Informe sobre “Regulación de la medicina regenerativa: la tensión entre la gobernanza internacional y local”. La panelista central, Dra. Fabiana Arzuaga quien lidera la Comisión Asesora en Terapias Celulares y Medicina Regenerativa, vinculada al Ministerio de Ciencia, Tecnología e innovación Productiva de Argentina (http://www.celulasmadre.mincyt.gob.ar/), presentó la experiencia de 12 años en Argentina para coordinar y desarrollar una regulación para terapias médicas avanzadas (terapia celular, terapia génica e ingeniería de tejidos) y que prontamente será despachada para aprobación por parte del gobierno argentino.

En el seminario también presentó Joaquín Márquez, de la sección de Ensayos Clínicos -la unidad operativa del Departamento Agencia Nacional de Medicamentos (ANAMED)- del Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), quien señaló que las instancias de interacción entre instituciones involucradas en medicina regenerativa (academia, industria y regulador) son muy provechosas de forma de lograr una regulación armonizada en esta materia para Chile.

Roberto Bobadilla y Maroun Khoury, gerente general y director científico de Cells for Cells y Consorcio Regenero respectivamente, tuvieron una destacada y activa participación en la discusión que se abrió una vez finalizadas las presentaciones. Para el gerente general de Cells for Cells, es importante que se abra esta discusión en América Latina “de manera que los marcos regulatorios que se puedan establecer, sirvan como una barrera para el mal uso de la terapia celular al tiempo que fomente los avances científicos y clínicos basados en evidencia en la región”.

 

 

Pie de foto – De izq. a der. Joaquín Marquez (ISP), Fabiana Arzuaga, Juan Alberto Lecaros (UDD)