Investigadores chilenos avanzan en terapia para disminuir riesgos de afección respiratoria asociada al COVID-19

El Síndrome de Distrés Respiratorio Agudo (SDRA) es una afección pulmonar inflamatoria considerada una de las principales causas de muerte por el actual coronavirus.

En la carrera por encontrar un tratamiento para el COVID-19 –mientras se espera la vacuna- la investigación y desarrollo de posibles terapias paliativas ha avanzado alrededor del mundo. Una de ellas es la terapia celular para el tratamiento de SDRA, una afección pulmonar inflamatoria considerada una de las principales causas de muerte por el actual coronavirus.

En la actualidad no existen tratamientos farmacológicos eficaces para esta grave afección pulmonar que -junto con la neumonía grave- ha sido reportada en el 14% de los casos de la actual pandemia. Para los hospitales ha significado un aumento exponencial en los días UCI y en el uso de ventiladores mecánicos, siendo las principales causas de colapso de los sistemas de salud en el mundo.

En Chile, un equipo de investigadores de Cells for Cells (C4C) –spin off de la Universidad de los Andes y miembro de la Sociedad Internacional de Terapia Celular y Génica- desarrolló una terapia celular como tratamiento para el SDRA que busca disminuir los riesgos asociados a esta enfermedad y reducir así los altos índices de morbilidad y mortalidad.

La investigación –que inició en 2016 como un FONDEF tecnológico en colaboración con la Universidad de los Andes, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad Federal de Rio de Janeiro- se encuentra finalizando la etapa de ensayo pre-clínico en animales grandes con muy buenos resultados.

“En modelos animales, las células mesenquimales han demostrado su capacidad para reducir la gravedad del daño pulmonar, reducir el edema alveolar y mejorar la permeabilidad del endotelio pulmonar. Los datos pre-clínicos sugieren que las células mesenquimales pueden tener un efecto protector al desplazar la respuesta fisiológica de proinflamatoria a antiinflamatoria, y mediante la promoción de mecanismos reparadores clave”, comenta Maroun Khoury, director científico de C4C quien lidera la investigación, junto a Jimena Cuenca y Francisca Alcayaga. Los avances de dicha investigación serán publicados en los próximos días en la European Respiratory Journal, una de las más importantes revistas en el tema a nivel mundial.

Khoury comenta que en nuestro país no hay estadísticas actualizadas de pacientes afectados con el Síndrome de Distrés Respiratorio Agudo, “aunque los números proyectados hablan de 10.000 casos por año, con una tasa de mortalidad cercana al 38% y 200 mil días de hospitalización, cifras que podrían aumentar considerablemente en el contexto de la pandemia vigente”.
A nivel internacional ya se han iniciado más de 27 ensayos clínicos en pacientes con coronavirus (la mayoría en China) que contemplan uso de terapia celular incluyendo células madre, derivados de células madre o células inmunes.

Hace un par de días se publicó un informe preliminar de un ensayo clínico -aun en curso- en un hospital de China, sobre siete pacientes críticos y graves con SDRA que demostraron una aparente mejora clínica en un plazo de 2 a 4 días después de la administración de MSCs (células mesenquimales), incluida la resolución de los síntomas clínicos (fiebre, tos, frecuencias respiratorias elevadas) y mejoras en la saturación de oxígeno.

Asimismo en enero de 2020 se comunicó el resultado -bastante prometedor- de un ensayo clínico en Estados Unidos e Inglaterra, donde se emplearon células madre expandidas y se observó una menor mortalidad -del orden del 25%- en el grupo tratado, en comparación al 40% en el grupo control que recibió la terapia usual más un placebo. También se evidenció una reducción de 40% en los días con ventilador mecánico y del 27% en los días UCI.

Pese a los promisorios avances mostrados por los estudios, Khoury es enfático en señalar que estos aún son preliminares y que al día de hoy no se ha comprobado la eficacia de la terapia celular para el tratamiento de injuria pulmonar debido al agente del COVID-19.

Fuente: El Mostrador (https://www.elmostrador.cl/dia/2020/04/06/investigadores-chilenos-avanzan-en-terapia-para-disminuir-riesgos-de-afeccion-respiratoria-asociada-al-covid-19/).

Estudio Clínico de Cells for Cells y Consorcio REGENERO sobre Regeneración de la pulpa Dental se publica en el Journal of Dental Research

Solo en Chile se realizan anualmente mas de 350.000 endodoncias o tratamientos de conductos. La Endodoncia Convencional si bien elimina la infección y evita su extensión en la cavidad bucal, genera una pérdida completa de la vitalidad del diente tratado, lo que conlleva pérdida de la sensibilidad y cambio en la coloración del diente. Cells for Cells desarrolló CELLISTEM®ER Terapia Biológica para la regeneración de la pulpa dental, indicada para el tratamiento de dientes con daño irreversible del complejo pulpodentinario (pulpitis irreversible sintomática o asintomática, necrosis pulpar, periodontitis apical sintomática o asintomática, absceso apical agudo y absceso apical crónico).

En un ensayo clínico controlado y recientemente publicado en la prestigiosa revista Journal of Dental Research, se evidenció que la implantación de CELLISTEM®ER al interior del diente comprometido permite restituir la función nerviosa sensitiva perdida y aumentar el flujo sanguíneo al interior de éste, lo que actualmente no es posible a través de los tratamientos disponibles en el mercado: endodoncia convencional, exodoncia e implante dentario. Además, produjo reparación del hueso alveolar en caso de existir lesión apical.

 

Publicación en Journal of Dental Research: https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/0022034520913242

Brasil publica normativa para el registro de productos de terapias médicas avanzadas

Con fecha 20 de febrero de 2020, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) de Brasil publicó la resolución RDC No. 338 que dispone el registro de productos de terapias médicas avanzadas (TMA), lo que permite la comercialización de este tipo de productos en el gigante latinoamericano.

Las TMA se clasifican en tres tipos: terapia celular, terapia génica e ingeniería de tejidos. En lo referente a terapia celular, la nueva y única normativa específica a nivel latinoamericano hace especial referencia a los productos de terapia celular avanzados de clase II, definiéndolos como aquellos que están constituidos por células humanas o sus derivados químicamente no definidos, con finalidad terapéutica, preventiva o de diagnóstico, por medio de su mecanismo de acción  principal de naturaleza metabólica, farmacológica y/o inmunológica, para uso autólogo (el donante es el mismo paciente) o alogénico (donante universal), que han sido sometidos a manipulación extensiva y/o desempeñen en el receptor una función distinta que en el donante.

Esta nueva normativa ya vigente, que genera un precedente muy relevante para la región, considera como prioritario el registro de productos de TMA de clase II en base a los criterios de: utilización para enfermedades raras, emergentes o re-emergentes, emergencias de salud pública o de condiciones debilitantes serias para las que no existan alternativas terapéuticas disponibles; tratar una nueva indicación terapéutica o una ampliación para uso pediátrico; haber realizado estudios clínicos de fase I o II.

El registro de TMA de clase II tendrá una validez de 5 años, pudiendo ser renovada por 10 años adicionales tras su validación sanitaria y de costo-beneficio.

La resolución RDC No. 338 que dispone el registro de productos de terapias médicas avanzadas en Brasil se acaba de publicar y los detalles están disponibles en el sitio web del Diario Oficial del país (20/02/2020): http://www.in.gov.br/en/web/dou/-/resolucao-da-diretoria-colegiada-rdc-n-338-de-20-de-fevereiro-de-2020-244803291

Columna de Cells for Cells y Consorcio REGENERO sobre Terapias Avanzadas y Ley de Fármacos II fue publicada en el Diario Financiero

Tras largos años de tramitación la llamada Ley de Fármacos II está en su recta final en el Congreso. Todo el proceso no ha estado exento de polémicas, una de ellas vinculada a la inclusión de aspectos que van más allá de los medicamentos.

Uno de ellos muy relevante es el de las terapias médicas avanzadas (celular, génica e ingeniería de tejidos) que abren nuevas posibilidades de tratamiento para enfermedades.

Ciertamente no ayuda el intento de regular en Chile el desarrollo de estos tratamientos en un entorno diseñado principalmente para productos farmacéuticos, ya que existen diferencias importantes.  Es necesario que se defina claramente el concepto “producto terapéutico”, ya que ni siquiera está incorporado en el Código Sanitario, sus reglamentos asociados, así como tampoco en otra ley.

Lo cierto es que hoy no existe en Chile un cuerpo legal que norme este tipo de terapias, lo que por una parte conlleva crecimiento de clínicas no reguladas que venden tratamientos riesgosos, costosos, no probados y no comprobados a los pacientes.

Por ello que es imperioso el contar en el país con una ley específica -como las que existen en naciones de Europa y Asia- para esta industria que, además de normar su funcionamiento, permita impulsar su investigación clínica y fiscalizar su comercialización. Pionero en la región es Brasil, que actualmente tiene en consulta pública una normativa específica que promoverá el desarrollo de este tipo de productos terapéuticos.

En ese sentido, creemos va en la línea correcta el proyecto de ley que modifica el Código Sanitario -presentado en mayo de 2017- pues establece las reglas del juego para fomentar la investigación científica en materia de células madre y terapia celular y que actualmente se encuentra en primer trámite constitucional en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados.

Además, hace más de un año el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP) anunció que estaba preparando una propuesta normativa para el Ministerio de Salud que regulará terapias avanzadas como terapia celular e implantes de tejidos. Sin embargo, a la fecha aún no hay novedades sobre los avances de este proceso que apuntaría a garantizar estándares de calidad, eficacia y seguridad.

Es fundamental que desde el Estado se impulse una política que favorezca las terapias médicas avanzadas, que garantice la eficacia de los procesos, la seguridad de los tratamientos y el acceso de los pacientes a ellos. A la vez, es clave que se acelere la aplicación clínica y venta de los productos asociados, con transparencia e información constante y veraz de los datos clínicos sobre la eficacia de las terapias celulares respectivas.

 

Ver publicación en el Diario Financiero: https://www.df.cl/noticias/opinion/cartas/terapias-avanzadas-y-ley-de-farmacos-ii/2020-01-14/161746.html

Lanzamos nueva aplicación de seguimiento a pacientes

A dos años de seguimiento, los pacientes tratados con CELLISTEM® OA siguen demostrando una reducción efectiva y significativa de los síntomas relacionados a la artrosis, lo que demuestra el efecto de largo plazo de nuestra nueva terapia celular alogénica para tratar los síntomas de esta enfermedad de alta prevalencia, siendo muy superior al tratamiento convencional. Adicionalmente, todos los pacientes tratados están siendo incluidos voluntariamente en una cohorte abierta, donde se realiza el seguimiento de los efectos adversos de corto, mediano y largo plazo, así como la eficacia en términos sintomáticos incluyendo variables tales como el dolor, la rigidez y la funcionalidad articular, medidas mediante instrumentos estandarizados.

Para facilitar este seguimiento, hacer más cómodo el proceso de respuesta a nuestros pacientes, y tener información a través de un análisis de vida real, en Cells for Cells hemos desarrollado una aplicación para teléfonos móviles que les permitirá responder y consultar en línea de forma de observar la evolución en el tiempo de los síntomas indicados, así como de la calidad de vida de nuestros pacientes.

Los pacientes deben ingresar la fecha de su primera infiltración y la aplicación le recordará cuándo debe responder su próxima evaluación en línea. Asimismo, cada paciente podrá dar seguimiento a su propia evolución sintomática, y cada médico podrá verificar el estado de evolución de sus pacientes.

Busca Cellistem en Google Play, para Android, y en AppStore para iOS.

Director Científico de Cells for Cells y Consorcio REGENERO recibe el premio al Científico Joven Destacado 2019

Con la participación de connotados investigadores nacionales e internacionales se realizó, entre los días 25 y 29 de noviembre, la XXXIII Reunión Anual Sociedad de Biología Celular de Chile en la ciudad de Puerto Varas.

En la oportunidad, la Sociedad de Biología Celular de Chile, en conjunto con GrupoBios S.A. premiaron al director científico de Cells for Cells y Consorcio REGENERO, Maroun Khoury, como el Científico Joven Destacado 2019.

“Este premio es interesante para demostrar que es posible balancear las responsabilidades como director científico de una empresa que tiene un foco más allá de sólo hacer ciencia de alto nivel. Ese balance es bastante desafiante e implica generar patentes y productos que se están comercializando, y al mismo tiempo publicaciones científicas de alto nivel, eso significa que el desafío se está logrando”, afirma Maroun Khoury.

En el Congreso, además, se destacaron cinco presentaciones de la empresa, realizadas por científicos del equipo de Cells for Cells y Consorcio REGENERO, “lo que habla del enfoque de nuestras empresas en empujar la ciencia y hacer investigación de alta calidad en el país y no sólo hacer ciencia de empaquetamiento o de copiar y pegar, en la que se trae una tecnología y se aplica, en lugar de hacer desarrollos propios”, afirma el científico.

Cells for Cells y Consorcio REGENERO invitados a participar en “Pensemos Juntos” del Ministerio de Ciencia y Tecnología

Con el objetivo de ser parte del proceso participativo de diálogos para enriquecer la primera Política Nacional de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación de Chile, el gerente general de Cells for Cells y Consorcio REGENERO, Roberto Bobadilla, participó este miércoles 11 en uno de los diálogos técnicos del programa “Pensemos Juntos”.

Con la presencia de invitados de distintos ámbitos, como la academia, estado e industria, entre otras y de áreas como la Biotecnología, Biomedicina, Historia, Física y Regulación, por ejemplificar algunas áreas representadas, se debatió y presentaron propuestas de bases y lineamientos para fundamentar la visión y futuro del Ministerio recién formado.

El proceso de Diálogo busca enriquecer específicamente los Ejes de la Política Nacional de Ciencias, Tecnología, Conocimiento e Innovación de Chile. Esta instancia participativa será un insumo que luego seguirá con la redacción de la Política Nacional, su tramitación administrativa y publicación.

Quienes quieran participar en las mesas autogestionadas, pueden registrarse en la página www.pensemosjuntos.cl

Trabajo de Cells for Cells, Consorcio Regenero y Universidad de los Andes ganó el Primer Premio en el Congreso Chileno de Reumatología

El trabajo, encabezado por Angela Court del área de Investigación y Desarrollo de Cells for Cell, Consorcio REGENERO y perteneciente al Laboratorio de Medicina Nanoregenerativa de la Universidad de los Andes, liderado por el Dr. Maroun Khoury, ganó el Primer Premio en el Congreso Chileno de Reumatología, Categoría Ciencia Básica, realizado en octubre en Puerto Varas.

La investigación comporta la descripción de un nuevo mecanismo (aceptado ahora para publicación en EMBO Reports), de control del Sistema Inmune, mediado por transferencia mitocondrial desde Células Mesenquimales o MSCs por sus siglas en inglés, que son el tipo celular empleado por Cells for Cells y Consorcio REGENERO en sus ensayos clínicos en Insuficiencia Cardíaca, Osteoartritis de rodilla y Lupus Eritematoso Sistémico.

En la investigación participaron, además, los investigadores Alice Le Gatt, Patricia Luz-Crawford, Eliseo Parra, Víctor Aliaga, Luis Federico Bátiz, Vinicius Maracaja, Karina Pino, Maroun Khoury y el doctor Fernando Figueroa.

En el Congreso, realizado los días 2, 3 y 4 de octubre en Puerto Varas, se reconoció también la destacada trayectoria científica y profesional del doctor Fernando Figueroa, Cofundador de Cells for Cells, director del Programa de Terapia Celular de la Universidad de los Andes y médico reumatólogo de Clínica Universidad de los Andes.

Dr. Manuel Pellegrini: “Tenemos confianza en que es una terapia beneficiosa y segura”

En marzo de este año comenzó un estudio clínico multicéntrico de fase II para lesiones osteocondrales de tobillo, con un nuevo producto celular desarrollado por Cells for Cells y Consorcio REGENERO. Para el doctor Manuel Pellegrini, traumatólogo de Clínica Universidad de los Andes, especialista en Tobillo y Pie, la terapia celular tiene un alto potencial, no solamente en traumatología, sino que, en todos los ámbitos de la medicina como una herramienta para poder restaurar el tejido dañado a un tejido nativo, “y eso lo hace muy atractivo en nuestra especialidad porque tratamos lesiones que precisamente afectan a las articulaciones”.

Médico Cirujano por la Universidad Católica (2006), especialista en Traumatología y Ortopedia por la Universidad de Chile, Fellow en Cirugía Artroscópica y Medicina del Deporte por la misma casa de estudios y Fellow de AO en pie en Dresden, Alemania, el doctor Pellegrini afirma que actualmente, cuando hay una lesión en el cartílago, “se opera sacando el cartílago dañado, y lo que ocurre ahí es que se forma un parche de cartílago, pero de mala calidad. Con eso, lo que podemos observar es que tenemos un 85% de buenos resultados de la cirugía y, por lo tanto, hay un 15% de pacientes que no queda satisfecho, y muy probablemente se deba a que la calidad del parche que se genera sea mala”.

El especialista indica que hay una búsqueda constante para mejorar estos resultados “y un camino podría ser la utilización de células madre o células multipotenciales, es decir, que son capaces -si es que reciben la estimulación y el ambiente adecuado- de formar tejido específico, en este caso cartílago. En esa búsqueda apareció Cells for Cells y Consorcio REGENERO con una terapia celular alogénica que contiene una cantidad conocida de células que podemos aplicar al lugar donde queremos que actúe”.

Al momento de hablar sobre resultados, el doctor es cuidadoso y objetivo, “somos muy estrictos a la hora de seleccionar a los pacientes y por eso lo hacemos a través de un estudio clínico, que está protocolizado, autorizado por comités de ética (Hospital Clínico Universidad de Chile y Clínica Universidad de los Andes), en el que -en forma aleatoria- algunos pacientes con lesiones similares y para la misma cirugía reciben o no la terapia celular. Con esto, podemos medir a dos años plazo, si es que efectivamente la terapia celular ayuda a mejorar los resultados en comparación con la cirugía estándar. Nosotros creemos que es bueno, que es beneficioso y seguro, eso lo tenemos claro, y tenemos confianza en que realmente es mejor”.

Pese a ello, cree que aún falta justamente lo que se está haciendo, obtener información científica de alta calidad, que permita tomar una decisión informada al paciente, “porque hoy día, la gran mayoría de las publicaciones son series de casos con lo cual no tienes un grupo control de pacientes, que te diga que efectivamente es mejor. Queremos entregar información científica que sea sólida y relevante para que los médicos y los pacientes puedan tomar decisiones cada vez más informadas, que es lo más importante para que este tipo de terapias se valide”.