Trabajo de Cells for Cells, Consorcio Regenero y Universidad de los Andes ganó el Primer Premio en el Congreso Chileno de Reumatología

El trabajo, encabezado por Angela Court del área de Investigación y Desarrollo de Cells for Cell, Consorcio REGENERO y perteneciente al Laboratorio de Medicina Nanoregenerativa de la Universidad de los Andes, liderado por el Dr. Maroun Khoury, ganó el Primer Premio en el Congreso Chileno de Reumatología, Categoría Ciencia Básica, realizado en octubre en Puerto Varas.

La investigación comporta la descripción de un nuevo mecanismo (aceptado ahora para publicación en EMBO Reports), de control del Sistema Inmune, mediado por transferencia mitocondrial desde Células Mesenquimales o MSCs por sus siglas en inglés, que son el tipo celular empleado por Cells for Cells y Consorcio REGENERO en sus ensayos clínicos en Insuficiencia Cardíaca, Osteoartritis de rodilla y Lupus Eritematoso Sistémico.

En la investigación participaron, además, los investigadores Alice Le Gatt, Patricia Luz-Crawford, Eliseo Parra, Víctor Aliaga, Luis Federico Bátiz, Vinicius Maracaja, Karina Pino, Maroun Khoury y el doctor Fernando Figueroa.

En el Congreso, realizado los días 2, 3 y 4 de octubre en Puerto Varas, se reconoció también la destacada trayectoria científica y profesional del doctor Fernando Figueroa, Cofundador de Cells for Cells, director del Programa de Terapia Celular de la Universidad de los Andes y médico reumatólogo de Clínica Universidad de los Andes.

Dr. Manuel Pellegrini: “Tenemos confianza en que es una terapia beneficiosa y segura”

En marzo de este año comenzó un estudio clínico multicéntrico de fase II para lesiones osteocondrales de tobillo, con un nuevo producto celular desarrollado por Cells for Cells y Consorcio REGENERO. Para el doctor Manuel Pellegrini, traumatólogo de Clínica Universidad de los Andes, especialista en Tobillo y Pie, la terapia celular tiene un alto potencial, no solamente en traumatología, sino que, en todos los ámbitos de la medicina como una herramienta para poder restaurar el tejido dañado a un tejido nativo, “y eso lo hace muy atractivo en nuestra especialidad porque tratamos lesiones que precisamente afectan a las articulaciones”.

Médico Cirujano por la Universidad Católica (2006), especialista en Traumatología y Ortopedia por la Universidad de Chile, Fellow en Cirugía Artroscópica y Medicina del Deporte por la misma casa de estudios y Fellow de AO en pie en Dresden, Alemania, el doctor Pellegrini afirma que actualmente, cuando hay una lesión en el cartílago, “se opera sacando el cartílago dañado, y lo que ocurre ahí es que se forma un parche de cartílago, pero de mala calidad. Con eso, lo que podemos observar es que tenemos un 85% de buenos resultados de la cirugía y, por lo tanto, hay un 15% de pacientes que no queda satisfecho, y muy probablemente se deba a que la calidad del parche que se genera sea mala”.

El especialista indica que hay una búsqueda constante para mejorar estos resultados “y un camino podría ser la utilización de células madre o células multipotenciales, es decir, que son capaces -si es que reciben la estimulación y el ambiente adecuado- de formar tejido específico, en este caso cartílago. En esa búsqueda apareció Cells for Cells y Consorcio REGENERO con una terapia celular alogénica que contiene una cantidad conocida de células que podemos aplicar al lugar donde queremos que actúe”.

Al momento de hablar sobre resultados, el doctor es cuidadoso y objetivo, “somos muy estrictos a la hora de seleccionar a los pacientes y por eso lo hacemos a través de un estudio clínico, que está protocolizado, autorizado por comités de ética (Hospital Clínico Universidad de Chile y Clínica Universidad de los Andes), en el que -en forma aleatoria- algunos pacientes con lesiones similares y para la misma cirugía reciben o no la terapia celular. Con esto, podemos medir a dos años plazo, si es que efectivamente la terapia celular ayuda a mejorar los resultados en comparación con la cirugía estándar. Nosotros creemos que es bueno, que es beneficioso y seguro, eso lo tenemos claro, y tenemos confianza en que realmente es mejor”.

Pese a ello, cree que aún falta justamente lo que se está haciendo, obtener información científica de alta calidad, que permita tomar una decisión informada al paciente, “porque hoy día, la gran mayoría de las publicaciones son series de casos con lo cual no tienes un grupo control de pacientes, que te diga que efectivamente es mejor. Queremos entregar información científica que sea sólida y relevante para que los médicos y los pacientes puedan tomar decisiones cada vez más informadas, que es lo más importante para que este tipo de terapias se valide”.